3 Formas de Ejercer Liderazgo por medio de la Jefatura

November 30, 2011 11:09 by Silvia Leiva

 

3 formas de ejercer liderazgo por medio de la jefatura

Muchos guatemaltecos ejercen un puesto importante e influenciador dentro de las empresas como es ser jefe de una organización. Para muchos es importante definir si son o no buenos jefes y, más trascendental aún, es conocer qué tipo de jefatura está ejecutando y si esta es la correcta. Recursos humanos tiene un papel indispensable acá, pues debe ayudar a guiar a sus jefes y brindarle ciertos consejos de utilidad. 

 

Primero, es importante saber que una persona lejos de ser un simple jefe es un líder en su empresa. Por lo tanto, no debe actuar con imposiciones como lo haría un jefe cualquiera, sino con liderazgo. Un jefe-líder es capaz de dirigir a su equipo y guiarlos en la dirección correcta. 

 

Jefe líder VS jefe común

 

Diferenciar a un simple jefe de un jefe- líder es fácil. El jefe maneja a la gente, existe por autoridad, en algunas ocasiones inspira miedo, asigna los deberes sin ser ejemplo, busca culpables en situaciones conflictivas, hace del trabajo una carga para su equipo y puede convertirse en dictador. Por su lado, el jefe-líder es el que se prepara junto a su equipo, inspira, da el ejemplo a los demás, arregla situaciones dando soluciones, comparte las metas y hace que su equipo vea el trabajo como una oportunidad de crecimiento.

 

Tipos de jefes líderes

 

En Guatemala los especialistas en recursos humanos han diferenciado tres tipos de jefes-líderes: los autocráticos, los de rienda suelta y los democráticos. Cada uno posee características diferentes y ninguno está considerado como “mal liderazgo”, más bien son funcionales para diferentes circunstancias. 

 

Jefe-líder autocrático: es el que domina por medio de la influencia y el poder. Ordena a los miembros y espera que lo sigan. Determina políticas, guía las tareas, establece normas y mantiene distancia entre él y su grupo. Este tipo de jefatura es apta en situaciones de alta presión y en las que se necesita resolver situaciones en el momento.

 

Jefe-líder de rienda suelta: es el que tiene una participación más pasiva en los deberes del grupo, les brinda mucha libertad a sus trabajadores y su intención es dejar que ellos realicen sus tareas. Su principal función es guiar de manera más pasiva, pero siempre está presente. Este liderazgo es ideal en empresas en las que se les debe dar mucha independencia a los trabajadores para que se les facilite realizar sus funciones.

 

Jefe-líder democrático: es aquel que ayuda y anima a sus empleados de manera más personalizada, delega las responsabilidades en ellos y establece las guías para lograr los objetivos como equipo. Es más abierto y trata de involucrar a su equipo en las decisiones, busca la manera de guiar a sus subordinados y sugerirles alternativas.

 

Es importante saber que en estos tiempos los guatemaltecos no desean ser manejados (que es lo que suele hacer un jefe), sino, más bien, desean ser dirigidos y guiados. Este es el principal reto de los actuales jefes: que sus acciones de jefatura sean consideradas como iniciativas de liderazgo y es deber de recursos humanos brindar el apoyo necesario. 

 
Autor: Silvia Leiva
Tags:
Categories: Recursos Humanos
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados