¿Cómo adaptarte a tu nuevo jefe en el trabajo?

August 14, 2018 14:35 by Tecoloco Guatemala

 

Contenido

 

Consejos para adaptarte a tu nuevo jefe


nuevo jefe trabajo guatemalaLa llegada de un nuevo jefe suele ser motivo de nervios y tensión para muchos profesionales, pues el mismo temor a lo desconocido puede generar ansiedad al momento de tener que prepararse para responder a una nueva persona, de la que se conoce poco o nada respecto a su forma de trabajar. Sin embargo, tener un nuevo jefe, más allá de generar confusión y estrés, puede ser una excelente oportunidad para iniciar una nueva relación profesional exitosa, en la que tu trabajo sea mejor que nunca.

Partiendo del hecho que según la Encuesta Nacional de Empleos e Ingresos (ENEI) actualmente la población económicamente activa de Guatemala está compuesta por casi seis millones de personas, no es de extrañarse que sean comunes escenarios en los que hay una reorganización dentro de la empresa o, por algún motivo, un nuevo jefe es asignado, pues muchas empresas optan por estas medidas al momento de revisar sus estrategias para el manejo del talento humano.

Consejos para adaptarte a tu nuevo jefe


Cuando un profesional cambia de trabajo, tener un nuevo jefe es inevitable, por lo que a lo largo de este artículo te brindaremos prácticos consejos para que puedas adaptarte a un nuevo jefe, sin importar las circunstancias.

1. Solicita una reunión de presentación

Al llegar un nuevo jefe, es común que este busque tener una reunión con todo el personal que tendrá a cargo, para conversar sobre su forma de trabajar, los cambios que espera implementar, etc. Así, durante esta etapa de socialización y adaptación, puedes solicitar una reunión individual, en la que puedas manifestar a tu nuevo jefe cómo ha sido la dinámica laboral para tu cargo hasta el momento, así como las responsabilidades que has desempeñado y las actividades que tienes pendientes, principalmente.

Con este tipo de reuniones, puedes tener un acercamiento más directo con el nuevo jefe, por lo que se trata de una excelente oportunidad para conocerse más a profundidad. Durante esta conversación, puedes consultarle al nuevo jefe qué espera de tu cargo, así como ofrecerle tu apoyo para cualquier duda relacionada con las actividades que tu realizas. De esta manera, mostrarás interés en continuar trabajando con excelencia, al mismo tiempo que no reflejaras que no tienes problema alguno con el cambio implementado.

2. Asegúrate que tienes claro qué te ha pedido y expresa oportunamente tus ideas

A nivel general, muchos de los malos entendidos en el trabajo se deben a que no existe una buena comunicación. Por ello, al adaptarte a un nuevo jefe es sumamente necesario que procures que tu comunicación con él o ella sea la mejor posible. Así, cuando nuevas responsabilidades te sean asignadas, procura que te quede absolutamente claro qué es lo que te están solicitando, qué esperan de ti y en cuánto tiempo; si tienes a cargo más de una actividad urgente a la vez, consulta oportunamente cuál es la prioridad, de forma que puedas entregar a tiempo todo tu trabajo.

De igual manera, es importante que sepas comunicar oportunamente tus ideas. Por ejemplo, al momento que te asignan una nueva responsabilidad, si tu consideras que hay una forma más viable de hacerlo o que, por experiencias previas, es ideal tomar en cuenta algunas modificaciones para el desarrollo de la misma, procura expresar a tiempo tus ideas, de forma que no sea hasta que algo sale mal que tú comentes que ya había pasado antes o que, desde el inicio, considerabas que era necesario hacer algunos cambios para que todo saliera bien. Una buena comunicación será la clave de una excelente relación con el nuevo jefe.

3. Demuestra tus valores profesionales

En otros artículos hemos hablado ya de la importancia de poner en práctica ciertos valores en el desempeño profesional, como el respeto, la transparencia y la responsabilidad, por destacar algunos. Así, al momento de mostrar tu forma de trabajar ante tu nuevo jefe, no dejes de lado poner este tipo de valores en práctica, ya que el nuevo jefe o jefa debe ser capaz de apreciar que eres un profesional integral y de gran valor para todo el equipo, de forma que quiera continuar trabajando contigo, gracias a tu excelente desempeño.

4. Sigue trabajando en equipo

El trabajo en equipo y su importancia es otro tema que hemos destacado anteriormente en artículos de este blog. Sin embargo, al momento de mostrar tus capacidades cuando te asignan un nuevo jefe, debes continuar trabajando en equipo como lo has hecho siempre. Incluso, es una excelente oportunidad para que el equipo sea reestructurado y puedan considerar nuevas formas de distribuirse las tareas, de forma que el trabajo sea más provechoso y los resultados mucho más efectivos.

Así, no sería recomendable que, en afán de destacar, intentes hacer todo solo o busques llevarte el mérito por el trabajo de los demás, ya que esta sería una actitud poco ética y poco profesional. Si tú o algún miembro del equipo consideran que es necesario hacer cambios, la llegada del nuevo jefe puede ser el momento ideal para proponerlos, siempre en función de obtener mejores resultados.

5. Busca retroalimentación luego de un período de tiempo

Muchas empresas realizan evaluaciones de personal constantemente, por lo menos una vez al año. Con este tipo de prácticas, buscan guiar a su personal para que pueda mejorar el desempeño de algunas funciones, así como recibir retroalimentación general de su trabajo. En este sentido, al tener un nuevo jefe, es recomendable que luego de tres o seis meses de trabajo, le solicites una reunión en la que puedan conversar sobre tu desempeño y el criterio que este se ha formado sobre ti, de forma que puedas hacer cambios en función de mejorar, si él o ella lo estiman conveniente.

Recuerda, el tener un nuevo jefe no debe ser visto como algo negativo, aún cuando no sabes nada acerca de esta persona. Por el contrario, considera esta como una nueva y excelente oportunidad para mostrar que eres un profesional integral, responsable y comprometido con su trabajo. Tener un nuevo jefe puede llegar a ser una experiencia sumamente positiva. Sin embargo, ten siempre presente que el éxito de la relación profesional entre ambos dependerá muchísimo de tu dedicación para ello.

 

Volver al índice

Tags:
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados