Como lidiar con la sobrecarga de trabajo

November 16, 2017 14:52 by Tecoloco Guatemala

 

Contenido

 

¿Qué es sobrecarga de trabajo?

¿Cómo identificar la sobrecarga de trabajo?


Sobrecarga de trabajo GuatemalaLa sobrecarga laboral es un problema que afecta a miles de trabajadores a lo largo del mundo. A pesar de que este inconveniente responde a múltiples causas, desde la distribución de responsabilidades hasta la organización del tiempo dentro de la oficina, no deja de ser un dolor de cabeza para los empleados tanto de Guatemala como de diversos países.

Según cifras oficiales, cerca de seis millones y medio de guatemaltecos conforman la población económicamente activa en el país, distribuyendo las áreas laborales en sectores industriales, agrícolas, empresas privadas e instituciones públicas, principalmente. La sobrecarga laboral es un problema que puede afectar a cualquier tipo de trabajador o profesional.

Sin embargo, a lo largo de este artículo hablaremos sobre cómo lidiar con la sobrecarga de trabajo en equipos administrativos, gerenciales, de investigación, etc., es decir, aquellos profesionales que pueden llegar a tener diversas responsabilidades dentro de su área de trabajo y, por lo mismo, tienen más probabilidades de superar su capacidad de respuesta en cuanto a responsabilidades otorgadas, fechas de entrega y demás.

¿Qué es sobrecarga de trabajo?


En primer lugar, es necesario aclarar ¿qué puede considerarse una sobrecarga de trabajo y qué no? Muchas veces, más que ser una gran cantidad de actividades que superan las capacidades del profesional, se trata de una mala organización del tiempo y recursos que se poseen para cumplir con ciertas responsabilidades.

Así, diremos que la sobrecarga laboral es un conjunto de actividades laborales que, debido al exceso, pueden generar en el trabajador malestar físico y psicológico que, en circunstancias extremas, puede producir serias enfermedades tanto físicas como mentales.

Por ello, cuando se habla de sobrecarga de trabajo se hace mención a un tema realmente serio, que debe ser atendido con responsabilidad tanto por parte del empleado como desde los empleadores quienes, ante todo, deben procurar el bienestar de los trabajadores, tal como se regula en el código de trabajo guatemalteco.

¿Cómo identificar la sobrecarga de trabajo?


Puede que durante tu jornada laboral sientas cansancio constante, estrés, dolores de cabeza frecuentes, dolor de espalda, frustración o, incluso, algún tipo de depresión. Sin embargo, todos estos síntomas pueden responder a cualquier etapa de tu vida, tanto a situaciones personales como laborales. Por ello, es importante aprender a reconocer si estos síntomas provienen de tus actividades de trabajo. A continuación, te presentamos algunos de los principales síntomas de la sobrecarga laboral:

• Cansancio emocional, caracterizado por el desánimo para realizar las actividades laborales, bajo rendimiento durante la jornada de trabajo, capaz de extenderse hacia otras áreas de la vida del empleado, como bajo desempeño en los estudios o poca dedicación a la familia y responsabilidades ajenas a las actividades laborales. Según algunos expertos, cuando este cansancio se vuelve permanente es momento de hacer un ejercicio de reflexión para identificar cómo la sobrecarga de trabajo afecta también nuestra vida personal, con el fin de tomar una decisión oportuna que nos permita equilibrar las actividades de trabajo con las actividades personales.

• Agotamiento físico, implica malestar a nivel corporal, como cansancio en exceso, dolores o tensión muscular, debilidad, etc. A nivel físico, también pueden presentarse otros malestares que podrían convertirse en padecimientos crónicos, como irritación estomacal, gastritis, fatiga respiratoria, migrañas, etc.

• Cambios actitudinales, como hostilidad hacia los compañeros de trabajo, respuestas impulsivas de forma negativa, enojo constante, poca capacidad para trabajar en equipo, aumento en la cantidad de veces que te ausentas de la oficina, poca disponibilidad para cumplir con los horarios de trabajo, relaciones conflictivas con el resto de colegas, etc.

Si actualmente consideras que cumples con varios de los síntomas anteriores, es recomendable que tomes en serio la raíz de tus malestares, si se debe realmente a la sobrecarga laboral, en los siguientes párrafos te daremos algunos consejos para aprender a lidiar con ella, con el fin de que mejores tanto tu rendimiento en el trabajo como tu bienestar físico y emocional.

Cinco consejos para manejar la sobrecarga en el trabajo
A pesar de que la sobrecarga laboral no siempre es un problema atribuible únicamente al trabajador, en los siguientes párrafos te brindaremos algunos consejos para aprender a lidiar con este problema y poder sobrellevar la situación de la mejor forma posible:

1. Establece prioridades: organiza tus responsabilidades de trabajo con base a prioridades, así será más fácil tener en mente cuáles actividades requieren mayor esfuerzo y tiempo de tu parte, así como cuáles debes entregar en períodos más cortos de tiempo. La organización es siempre un elemento clave para evitar el exceso de trabajo acumulado. Así, tener claras tus prioridades a nivel laboral te permitirá mejorar tu desempeño y evitará que te estreses de más.

2. Apóyate en tu equipo de trabajo: identifica aquellas actividades que pueden ser realizadas en conjunto con otros colegas de tu área de trabajo, no se trata de relegar actividades a tus compañeros, sino de buscar apoyo en estos para trabajar por metas conjuntas, con el fin de minimizar la carga de trabajo tanto individual como colectiva. A veces, la sobrecarga se da por querer acaparar de forma individual demasiadas actividades laborales. Por ello, es necesario que sepas buscar apoyo oportuno en el resto de colegas, identificando las fortalezas de los miembros del equipo para solicitarles apoyo en aquellas áreas que sepas que pueden colaborar de forma eficiente y positiva.

3. Haz actividades que te permitan liberar el estrés: hacer ejercicio de forma regular o asistir a otro tipo de actividades, como aprender otro idioma, hacer yoga, participar en retiros, etc., son actividades recomendadas para despejar la mente y separar la vida personal de la laboral. Así, lo importante es encontrar un equilibrio entre las preocupaciones laborales, que son propias del día a día en el trabajo, y el bienestar emocional, es decir, no permitir que el estrés del trabajo comience a afectar otras áreas de la vida personal, generando repercusiones en las relaciones familiares y en la salud misma del trabajador.

4. Solicita apoyo externo: si el nivel de responsabilidades que tienes a tu cargo sobrepasa tu capacidad y la de tus compañeros, considera solicitar el cumplimiento de dichas actividades con apoyo externo, como consultorías específicas o apoyo concreto de pasantes o internos, para delegar a estos, actividades que requieran únicamente tu supervisión más no todo tu esfuerzo y dedicación. Así, tendrás espacio para dedicarte a otras actividades más demandantes.

5. Busca un acuerdo con tu superior: si consideras que la sobrecarga se debe a un exceso de responsabilidades sin la oportunidad de apoyo por el resto del equipo, solicita a tu superior espacio para discutir al respecto, evalúa la posibilidad de reestructurar tus actividades y responsabilidades con el fin de no generar una saturación que afecte tanto tu bienestar físico como emocional.

Por ello, no puede catalogarse cualquier exceso de tareas como una sobrecarga de trabajo, pues hace falta identificar si en realidad se debe a esto o a una mala organización que puede corregirse a corto plazo y de forma individual.

 

Volver al índice

Tags:
Categories: Campañas e iniciativas
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados