Cómo saber si mi entrevista de trabajo fue positiva

February 23, 2018 09:25 by Tecoloco Guatemala

 

Contenido

 

Consejos para evaluar mi entrevista de trabajo


Evaular entrevista de trabajo GuatemalaCuando se está buscando trabajo y se inicia un proceso de selección, lo que ocurre en la entrevista de trabajo es crucial para acercarse o alejarse del empleo al que se ha aplicado. Por ello, durante esta etapa, es necesario prestar atención a ciertos elementos que pueden ayudarte a determinar si fue positiva o no, así tendrás insumos para determinar las posibilidades que tienes de seguir en el proceso o si lo mejor es continuar aplicando a nuevas ofertas de empleo, dado que es probable que no hayas pasado el filtro de la entrevista de trabajo.

Guatemala cuenta con una población de 11.1 millones de ciudadanos en edad de trabajar, según la Encuesta Nacional de Empleos e Ingresos (ENEI), de los cuales, 6.5 millones se encuentran ocupados en alguna actividad laboral; lo que nos indica cuantos profesionales pueden o no estar en un proceso de reclutamiento. Por lo tanto, puede que no logres culminar un proceso de selección debido a la sobre demanda de profesionales u otros factores externos a tu desempeño.

Consejos para evaluar mi entrevista de trabajo


Supongamos que fuiste llamado a una entrevista para iniciar un proceso de selección, asististe a la misma y ya han pasado un par de días desde esta experiencia, por lo que empiezas a pensar que quizá ya no sigas en el proceso y no sabes si debes esperar más o si lo mejor es aplicar a más oportunidades de trabajo. Cuando esto pasa, es momento de tranquilizarse y hacer una reflexión detallada de nuestro desempeño durante la entrevista, tomando en cuenta los siguientes elementos:

1. Interés del entrevistador en tus respuestas, si durante la entrevista el entrevistador se mostró interesado en tus respuestas y ahondó en las mismas, con el fin de profundizar al respecto y conocer más de ti y tu experiencia, son indicios positivos que pueden significar que pasarás a la fase siguiente del proceso de selección. Por el contrario, cuando el entrevistador no muestra mayor interés en lo que respondes, es probable que tu perfil no se haya acercado tanto al del profesional que estaban buscando, por lo que tendrás menos posibilidades de pasar a la siguiente etapa.

2. Duración de la entrevista, si la entrevista duró más tiempo del que se había programado, puede significar que el o los entrevistadores sí estaban muy interesados en tu perfil, por lo que tus respuestas y participación merecieron más tiempo para conocerte más y ahondar en detalles sobre tu personalidad y experiencia profesional. Cuando el escenario es todo lo contrario, hay menos probabilidades de ser la persona indicada para la plaza.

3. Comentarios del entrevistador, puede que el entrevistador te haya hecho comentarios positivos como “qué interesante”, “qué bueno”, “eso es excelente” o “su perfil se acerca mucho a lo que estamos buscando”, es muy probable que continúes en el proceso de selección. Sin embargo, cuando no recibes más que un “bueno, gracias por venir”, las posibilidades de seguir en el proceso son realmente bajas.

4. Lenguaje corporal del entrevistador, si el entrevistador sonreía durante tu participación, tomaba nota de tus respuestas, hacía contacto visual contigo y se mostraba cómodo durante la misma, ello puede indicar que estaba bastante interesado en tu perfil y que se sintió a gusto con tu participación, por lo que es probable que seas convocado a la siguiente etapa del proceso. Sin embargo, cuando el entrevistador está desconcentrado, interrumpe el desarrollo de la entrevista o simplemente no te presta mayor atención, puede que tu perfil no sea lo que estaban buscando.

5. Extensión de tus respuestas, si consideras que tus respuestas fueron precisas y que brindaste la información necesaria como para resaltar lo mejor de ti o tu experiencia profesional, puede que tengas buenas posibilidades de seguir en el proceso. Por otro lado, si te limitaste a respuestas cortas y poco descriptivas, difícilmente la empresa tendrá datos suficientes como para interesarse en ti.

6. Tiempo que te llevó responder, si debiste pensar mucho tiempo tu respuesta, generando silencios incómodos, no solo indicaste poca seguridad y confianza en ti mismo, sino también poca facilidad para responder con rapidez ante la presión y saber manejar situaciones que implicaran la toma oportuna de decisiones. Si este fue el caso, las probabilidades de que la empresa opte por ti son mínimas. Sin embargo, si supiste responder asertivamente, de forma rápida y positiva, es mucho más probable que la empresa decida incluirte en las próximas etapas del proceso.

7. Cómo te sentías al momento de la entrevista, la mayoría de entrevistados se sienten nerviosos antes o durante la entrevista, pues de una u otra manera, se enfrenta ante lo desconocido, en un ambiente que no se puede controlar. Por ello, es importante saber reconocer cómo te sentías al momento de la entrevista, ya sea que los nervios lograron dominarte o que fuiste capaz de dejarlos de lado y mostrar confianza y seguridad en ti mismo. Así, si lograste sentirte cómodo y responder asertivamente, lo más seguro es que sigas en el proceso de selección.

8. Sensación de “conexión” con el entrevistador, a veces, durante la entrevista, es probable sentir que se hizo “clic” con el entrevistador, es decir, que hubo una especie de sintonía y que ello volvió la entrevista una experiencia bastante positiva. Si es el caso, ello indica que tienes bastantes posibilidades de pasar a la siguiente etapa del proceso de selección.

9. Facilidad de expresión, si consideras que durante la entrevista no te costó darte a entender, tanto verbal como no verbalmente, consiguiendo destacar todas tus habilidades y capacidades, principalmente a nivel profesional, tienes más probabilidades de haber superado el filtro de la entrevista.

10. Información adicional sobre el proceso de selección, otro indicio de que sigues en el proceso, basado en la información adicional que recibas al finalizar la entrevista, como las posibles fechas para llevar a cabo la siguiente fase, o el proceso que debe seguir la empresa antes de elegir al candidato ideal, pues ello indica que tu perfil les interesa y que es probable que vuelvan a contactarte.

Aun cuando cumples con la mayoría de elementos anteriormente destacados, no debes dar por hecho que sigues en el proceso y confiarte de tu intuición, pues durante el proceso pueden ocurrir diversas situaciones que detengan el proceso de contratación.

Así, si a pesar de haber tenido una entrevista exitosa recibes convocatorias de trabajo a las que también puedes aplicar, dependiendo de qué tanto desees o necesites un nuevo empleo, puedes optar por hacer procesos de selección de forma paralela, para encontrar el trabajo que mejor se acople a lo que estás buscando.

 

Volver al índice

Tags:
Categories:
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados