Cultura organizacional en las empresas

April 10, 2018 16:54 by Tecoloco Guatemala

 

Contenido

 

¿Qué es la cultura organizacional?

¿Cómo se compone la cultura organizacional?

¿Por qué es tan importante?


cultura organizacional en GuatemalaCon el aumento en la oferta de trabajo las empresas buscan profesionales capacitados, que se acoplen a su cultura organizacional, con el fin de conformar, no solo una red de empleados, sino equipos o, incluso, familias dentro de la empresa. Pero ¿qué es la cultura organizacional? A lo largo de este artículo te explicaremos en qué consiste y por qué es tan importante, tanto para las empresas como para sus colaboradores.

Durante el 2017, tanto en el sector formal como en el informal, se registraron más de seis millones de guatemaltecos incorporados de forma activa al mercado laboral; esto según datos proporcionados por la Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos (ENEI) 1- 2017. Además, para el 2018, se espera un nuevo aumento en el índice de trabajo, principalmente en rubros relacionados a la agricultura, manufactura y electricidad, esto según una investigación realizada por la Junta Monetaria (JM). A pesar de que el crecimiento en cuanto a la oferta laboral podría considerarse lento, no deja de ser un cambio positivo para los profesionales guatemaltecos, quienes, día a día, buscan, no solo, mejorar sus oportunidades de trabajo sino encontrar una empresa en la que se sienta valorado.

¿Qué es la cultura organizacional?


En primer lugar, hay que partir del significado de las dos palabras que conforman este término: cultura y organización, esta última referida, en la mayoría de los casos, a las empresas. La cultura, por lo tanto, puede ser comprendida como un conjunto de creencias, costumbres y normas de convivencia, principalmente, que rigen una sociedad particular. Sin embargo, al referirse a las organizaciones, la cultura organizacional viene a ser aquél conjunto de normas y valores que rigen la conducta de los miembros de una empresa; una especie de visión global de lo que la empresa quiere llegar a ser y busca alcanzar a través del compromiso de sus empleados, quienes desempeñan sus funciones de acuerdo a la cultura empresarial.

Por muy nuevo que este término pueda parecer, algunos estudios aseguran que se trata de un concepto acuñado hace más de cuarenta años, sin embargo, fue hasta finales de los años noventa que se extendió a naciones como la guatemalteca, al ser aplicado por diversas transnacionales radicadas en América Latina.

Por lo tanto, debe quedar claro que no existe una única cultura organizacional, sino que esta varía de acuerdo a la empresa donde se establezca. Así, pues, una organización dedicada 100% a las ventas no puede tener la misma cultura organizacional que una organización sin fines de lucro que busque recaudar fondos para apoyar a los más necesitados, pues sus razones de ser son totalmente diferentes, por lo que también lo es su cultura organizacional, sin que ello signifique que una es mejor que la otra.

¿Cómo se compone la cultura organizacional?


Ya adelantábamos en el punto anterior que no hay dos culturas empresariales iguales, pues están compuestas de elementos tan únicos como la empresa misma. Así, entre los principales factores que conforman la cultura de una empresa, podemos destacar los siguientes:

• La historia de la empresa, ya sea que se trate de una empresa familiar, o de una que fue fundada por un grupo de empresarios en particular, por mencionar un par de ejemplos, la historia de la empresa es uno de los principales elementos que definen su cultura, pues de su historia dependerán aspectos sumamente relevantes, como su razón de ser, misión y visión, principalmente.

• La cultura externa, con esto nos referimos al contexto cultural en el que la empresa se desenvuelve. Este elemento es clave cuando se trata de empresas transnacionales que, si bien siguen siendo la misma empresa en distintos países, pues responden al mismo concepto, marca, etc., deben adaptar su cultura organizacional a elementos culturales del país donde se encuentran, ya que no se trata de una especie de receta que puedan aplicar de la misma manera en cualquier parte del mundo. En este sentido, los elementos de la cultura de una región o país en particular afectan directamente la visión de cultura organizacional de cualquier empresa, por lo que son criterios que ninguna empresa debe pasar por alto al definir su cultura de trabajo.

• El proyecto de la empresa, se refiere a la visión a futuro de la empresa, su avance, desde su nacimiento hasta como se encuentra actualmente respecto a las metas proyectadas a largo plazo. Así, tal como varía el alcance de una meta con el paso del tiempo, también podrá variar la concepción de la cultura organizacional, por lo que puede ser necesario adaptarla conforme a nuevas necesidades de la organización misma.

• El rubro de la empresa, es decir, a qué se dedica la empresa. Y es que difícilmente una empresa dedicada a la elaboración de artículos para niños podrá tener la misma cultura organizacional que una que se dedique a la gestión de cobros. Si bien pueden tener elementos en común, cada una responderá a naturalezas y necesidades totalmente diferentes, donde influyan elementos como el tipo de bienes o servicios que la empresa comercializa u ofrece, así como el público al que se dirigen, su ubicación geográfica, entre otros.

¿Por qué es tan importante?


Para la mayoría de empresas, contar con su propia cultura organizacional es indispensable, pues esto las diferencia ante el mundo laboral, así como frente a otras empresas del mismo rubro o similares.  Por medio de una cultura empresarial sólida y bien difundida a todo el equipo de trabajo, una empresa puede lograr un sentido de identidad entre todos los empleados, haciéndoles saber y sentir que cada uno es importante y que el crecimiento de uno es el de todos, pues son parte de la misma familia. Así, mediante la cultura de trabajo, las empresas buscan transmitir sus valores a los empleados y que estos se apropien de los mismos, tomándolos como consigna en todo lo que hacen, generando compromiso en el trabajo tanto individual como en equipo.

Conocer la cultura de la empresa en la que se trabaja o en la que se aspira a trabajar es de gran importancia, pues, como miembro de esta, será necesario adaptarse a las normas y valores que la empresa motiva en todo su equipo de colaboradores. Así, es necesario tener claro que al formar parte de la empresa también deberás acoplarte a la cultura de esta. Por ello, muchas empresas destinan periodos de inducción para los nuevos miembros de la misma, de forma que puedan acoplarse a una nueva dinámica de trabajo.

 

Volver al índice

Tags:
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados